Sort by
Sort by

Aprende a hacer tus propias macetas con botellas de plástico

 Mujer cargando botellas de plástico en caja cartón
Para cultivar plantas puedes optar por hacer macetas con botellas de plástico reutilizado, una opción amigable con el planeta y fácil de realizar. Si bien, existen macetas prefabricadas que puedes comprar, con esta opción puedes mostrar tu lado más creativo y hacer que tus plantas luzcan macetas con tamaños, formas y colores diferentes.

Si bien, existen macetas prefabricadas que puedes comprar, con esta opción ecológica puedes mostrar tu lado más creativo y hacer que tus plantas luzcan macetas con tamaños, formas y colores diferentes.

¿Por qué hacer macetas con botellas de plástico reciclables?

Si quieres tener plantas en tu hogar u oficina es necesario tener una maceta, estos envases para plantas puedes encontrarlos en cualquier tienda especializada en la venta de productos de jardinería. Es común que sean la primera opción de compra para los amantes de las plantas, sin embargo, este tipo de maceta generalmente tienen un mayor impacto ambiental.

Esto pasa debido a su fabricación que, excepto que estén hechas de material reciclado utilizan materiales vírgenes para su fabricación lo que implica extracción de recursos naturales, consumo de energía y agua lo que genera un impacto ambiental negativo. Entonces ¿qué podemos hacer como amantes de las plantas? La respuesta es simple, recurrir a los materiales reciclados o reutilizados.

Niño sembrando en caja de cartón de huevos

Con los envases plásticos vacíos que seguro encuentras en tu hogar, podrás reducir tu impacto en el ambiente y tener la planta que tanto deseas. Por esta razón te mostramos a continuación las mejores ideas de macetas recicladas que podrás hacer en poco tiempo, mientras ahorras dinero y reutilizas empaques o materiales.

Primeros pasos para crear maravillosas macetas con botellas de plástico

Elige la botella adecuada

Las botellas predilectas para hacer macetas recicladas creativas son las botellas de plástico, esto se debe a que son fáciles de encontrar, su manejo no supone mayores complicaciones y su durabilidad es muy considerable. Si bien, existen muchas variedades de botellas de plástico, las más usadas son aquellas hechas con polietileno (PE) o con tereftalato de polietileno (PET).

Estas últimas son conocidas por ser el envase de muchas bebidas, a pesar de que cuentan con el porcentaje más alto de acopio en el país (58%), aún son bastante abundantes y se pueden aprovechar para hacer macetas.

Selecciona la botella con el tamaño y la forma que necesites

Cualquier botella plástica sin importar su forma o tamaño funciona como un macetero de plástico, pero no todas serán apropiadas para la planta que deseas tener. Ten presente que mientras menos sea el volumen de la botella seleccionada, más pequeña será la planta que pueda soportar.

Si deseas tener una planta que sea de poco crecimiento o necesite muy poca agua como las crasas o los cactus, las botellas de poco volumen son ideales.

Debes acertar con una forma adecuada

Ahora, la forma es otro factor importante, si la botella es estrecha o alta es la opción perfecta para plantas con raíces profundas. Este tipo de botellas también funcionan para las plantas que necesitan de una humedad constante.

Niños sembrando plantas

Si por el contrario es una botella baja y ancha puedes utilizarla de semillero o para plantas de raíces superficiales. En estas botellas también puedes poner plantas que necesiten un suelo más seco para poder vivir, ya que se adaptarán mejor a la forma de la botella plástica.

¿Es mejor una botella transparente u opaca?

La transparencia de tus macetas recicladas dependerá del crecimiento de las raíces de tu planta. Sin embargo, para fomentar el buen crecimiento de cualquier planta lo mejor es una botella que permita el paso de poca luz. Esto quiere decir que las botellas opacas son mejores, pero no significa que no puedas usar botellas transparentes, ya que siempre tendrás la opción de pintarlas, lo que también debes tener en cuenta es que una vez que pintes las botellas estas ya no podrán ser destinadas a su reciclaje industrial y deberán desecharse si ya no las utilizas.

Ideas maravillosas para crear macetas con botellas de plástico

Maceta vertical con botella plástica

Es hora de poner manos a la obra y este tipo de macetas con botellas verticales son la opción más sencilla para comenzar. Para hacerlo necesitas una botella PET o PE, un cuchillo, una varilla metálica o un soldador y un cordón o alambre en caso de querer colgarla.

Ten presente que es un proyecto sencillo de realizar, sin embargo, por el uso de objetos filosos es importante que lo realice un adulto o menores de edad, siempre bajo la supervisión de un mayor responsable.

Una vez tengas todos los utensilios a la mano lo primero a realizar es un corte a la botella. Con un cuchillo caliente debes de hacer un corte transversal, es decir, por el ancho de la botella plástica. Haz el corte con cuidado justo donde el ancho es uniforme, es decir, algunos centímetros por debajo de la tapa.

Descarta la parte de la tapa y quédate con el recorte que contiene la base de la botella. Ahora, es necesario crear el drenaje de tu maceta reciclada, para esto utiliza la varilla metálica caliente o un soldador. Si no tienes ninguno de estos objetos, puedes usar la punta de un cuchillo caliente, pero siempre con mucho cuidado, ya que el plástico se consume rápidamente en contacto con el calor.

El número de agujeros en la base puede variar entre uno grande en el centro de la base de la botella o varios a lo largo de la base. Una vez tengas los agujeros de drenaje creados, solo falta que trasplantes a la maceta tu planta y disfrutes de tu nueva maceta ecológica. Si quieres colgarla en un lugar abre unos agujeros en la parte superior de la botella, a unos 3 cm del borde y luego inserta cordón del largo que desees para suspenderla en el aire.

Maceta horizontal reciclable

Este tipo de macetas hechas con botellas plásticas en principios es similar a la anterior, sin embargo, en este caso se encontrará acostada sobre uno de los laterales. Así podrás poner plantas que necesiten una tierra más seca o con raíces pequeñas. Además, si tu botella es una de gaseosa seguramente deberás crear una sujeción para que no ruede una vez lista, aunque si tienes una botella con bordes planos, puedes saltar ese último paso.

Para crear tu maceta horizontal lo primero es poner la botella plástica acostada en una superficie plana. Lo mejor es que se sostenga fácilmente, ya que debes recortar el lateral que se encuentra hacia arriba. Para esto utiliza un cuchillo afilado o una tijera si el plástico no es grueso. Corta un agujero de la forma que más sencilla para ti, pero siempre ten presente la base de la planta que deseas poner en la maceta.

Una vez abierto el agujero, el segundo paso es realizar el drenaje por el lado contrario al recién cortado, para esto emplea una varilla metálica caliente o un punzón. Realiza varios agujeros pequeños a lo largo de la botella para que el agua drene fácilmente a la hora de regar la planta.

En último lugar, si tu botella es circular debes hacer un soporte que le permita estar firme. Lo ideal es usar unos alambres para crear una barrera que impida que tu botella ruede. También puedes abrir algunos orificios cerca de la abertura donde irá la planta para poner algunas cuerdas y colgarla en el sitio que prefieras. Finalizado este proceso podrás poner tu planta en su nueva maceta con menos impacto en el medio ambiente.

Usa tu creatividad: macetas en forma de animales

Etiqueta p: Si no quieres que tu maceta se vea como un simple envase plástico recortado lo idóneo es agregar tu propio toque artístico. Para esto, las macetas de reciclaje creativo en forma de animales son las preferidas, ya que se ven bien en muchos espacios del hogar. Además, es la forma perfecta de involucrar a los más pequeños del hogar en tareas divertidas mientras aprenden sobre medio ambiente y reciclaje.

Macetas en una huerta

Los materiales que necesitas para crear estas macetas divertidas son:

  • Botellas de plástico de 2 litros o más.
  • Cutter o exacto.
  • Tijeras.
  • Pintura acrílica.
  • Marcador indeleble.

Para crear las macetas lo primero es pensar el animal que se quiere emular, entre las opciones predilectas se encuentran el conejo, el zorro y el gato. Esto se debe a que sus rasgos más notorios y fáciles de realizar son las orejas, una vez sepas qué figura de animal quieres hacer, es momento de tomar el marcador.

Con la botella limpia y seca toma el marcador y traza la silueta de la cabeza del animal sobre la botella. Puedes hacerlo a mano o con una plantilla impresa o dibujada anteriormente en una hoja de papel, de esta forma es más fácil marcar sobre la botella. Cuando finalices tu diseño, toma el cuchillo o las tijeras y recorta la parte superior de la botella respetando la silueta del animal.

Deberás tener la maceta que consta de la base y la parte superior con las orejas del animal seleccionado. Ahora debes buscar la pintura. El color puede ser el que prefieras, solo asegúrate de que sea pintura acrílica para que soporte bien el constante riego. Cuando haya secado vuelve a tomar el marcador indeleble y dibuja los detalles del animal, es decir, su nariz, boca, ojos y cualquier otro elemento que desees.

A continuación, realiza perforaciones en la base para crear el drenaje y estará lista para lucir tu planta favorita de una forma diferente y divertida.

Recuerda que, en las manos de los más pequeños se encuentra el futuro del ambiente y esta es una excelente forma para enseñarles a cuidar de su entorno mediante el reciclaje y el cuidado de la naturaleza desde sus primeros años.