Buena vida

5 formas en las que el café de la mañana hace bien
nescafé plan sostenible café
Si bebemos algunas de las dos mil millones de tazas de café que se consumen cada día en todo el mundo, tal vez nos preguntemos de dónde viene ese café, cuál es la situación de los agricultores que lo cultivan y qué impacto tiene todo el proceso en el mundo.

Podemos reducir el impacto que tiene nuestro café en el medio ambiente. Compremos una taza que podamos reutilizar, reciclemos el empaque y utilicemos solo el agua necesaria.

Y, ¿Qué pasa con las empresas que producen el café? Al ser la empresa productora de café más grande del mundo, Nestlé compra más granos de café que nadie.

A continuación, mostramos las 5 formas en las que el café de la mañana puede ser una fuerza positiva.

1. Empleos

La producción de café genera millones de empleos en todo el mundo. La cosecha ayuda a la subsistencia, paga las cuotas escolares y alimenta a familias en muchas de las áreas que más lo necesitan.

El cambio climático, las enfermedades en los cultivos, las malas técnicas de cultivo y la migración en masa de las regiones de cultivo a las ciudades son una amenaza.

Garantizar empleos en el futuro se trata de hacer que el cultivo del café sea un trabajo del que las personas se puedan sentir orgullosas, uno que sus hijos quieran continuar haciendo en el futuro.

Capacitamos a más de 10,000 caficultores al año para que aprendan métodos de cultivo sostenibles y así tener una mejor producción y un mayor ingreso.

2. Igualdad de derechos

En muchas partes del mundo, el cultivo del café se considera un trabajo para hombres, pero no tiene que serlo. Es por eso que se creó el programa de capacitación de juventud y género de Nestlé.

 

El proyecto consiste en capacitar a las mujeres de cooperativas caficultoras para que se conviertan en “promotoras agrícolas”. Se les enseña desde la producción del café hasta temas de liderazgo y educación en materia de salud.

 

En los primeros tres años, la capacitación hizo que la producción de café de las promotoras tuviera un incremento promedio de 83%.

3. Reducción de la pobreza

Los caficultores dependen del precio de la materia prima en el mercado mundial. Las fluctuaciones pueden dificultarles invertir en el cultivo del siguiente año. Antes, las fuertes caídas en el precio del café llevaron a muchos agricultores a la quiebra.

Ayudar a los caficultores a mejorar la eficacia hace que las fluctuaciones en los precios no les afecte tanto.

Por ejemplo, en las Filipinas, Nescafé implementó programas de conservación del agua y la tierra en las fincas de café de la región, lo cual demuestra ser benéfico durante los meses de sequía.

El programa se enfoca en alentar a los caficultores a cultivar la planta jatropha curcas, que en la región se conoce como “tuba-tuba”, como cosecha secundaria.

Los proyectos para mejorar la educación, la salud pública y el suministro de agua en las regiones que cultivan café también están ayudando a reducir la pobreza.

4. El medioambiente 

En las últimas décadas, las inquietudes respecto a los efectos de la producción del café en el medioambiente y en la economía de los países en vías de desarrollo han impulsado el crecimiento del café sostenible.

Nescafé promueve la agricultura sostenible al capacitar a los agricultores para ahorrar, limpiar y reciclar el agua que se usa en el proceso de molienda.

Alianza para Bosques es una ONG internacional que se dedica a proteger la biodiversidad y garantizar la subsistencia sostenible. Red de agricultura sostenible es un grupo de organizaciones benéficas que impulsan el desarrollo y la biodiversidad en zonas rurales. Ambos grupos han trabajado con Nescafé para combinar los métodos científicos modernos con la sabiduría tradicional de los agricultores.

   

Por ello se creó el Plan Nescafé, con un compromiso de invertir más de CHF 260 millones de francos suizos en proyectos relacionados con el café alrededor del mundo entre 2010 y 2020 para apoyar la sostenibilidad de los cultivos de café a largo plazo.

5. Futuras cosechas

Cuando los árboles de café envejecen, disminuye la cantidad de granos que producen y se vuelven vulnerables a las enfermedades.

En México, una enfermedad de la hoja llamada roya ha afectado a las parcelas de café en los últimos años, lo cual produce un duro impacto en la calidad y la productividad de esos árboles de café y en la economía de las familias productoras.

Bajo El Plan Nescafé, en México trabajamos con el INIFAP (Instituto Nacional de Investigaciones Agrícolas y Pecuarias) y con AGROMOD, proveedores y productores de café para mejorar el suministro de árboles en los estados de Veracruz, Chiapas, Oaxaca, Puebla y Guerrero.

22 millones
De nuevos árboles de alto rendimiento y resistentes a enfermedades a los agricultores mexicanos porporcionados por Nestlé
 

Se otorgaron con una pequeña inversión por parte del productor y sin obligación de venderle el café a Nescafé.

En general, se han usado árboles resistentes a enfermedades para renovar más de 10,600 hectáreas de cafetales que en 2016 generaron un valor económico al productor superior a los 900 millones de pesos.

Hay muchas cosas que agradan sobre el café y muchas cosas buenas que puede hacer la producción de café. Por todas estas razones, cuando disfrutemos una taza de café por la mañana, podemos tener la certeza de que no somos los únicos beneficiados.