Sort results by
Sort results by

La Biomasa como energía verde | Nescafé

Residuos de materia orgánica sustituyen a combustibles fósiles
Energía verde de biomasa para reducir el uso de combustibles fósiles en la fábrica de Toluca

El equipo técnico de Nestlé en México, reduce el uso de combustibles fósiles para así lograr sus metas de reducción de emisiones de CO2. La biomasa, es aprovechada para generar energía y se disponía de ella como consecuencia del proceso de producción de Nescafé; cómo aprovecharla, y responder así a los retos que el cambio climático nos enfrenta.

El bagazo del café

Caldera de Biomasa
 

La fábrica más grande de Nescafé en el mundo está ubicada en Toluca, Estado de México. Produce Nescafé para satisfacer la demanda del mercado local y de exportación. Cada frasco contiene 70% de café cosechado en los estados de Veracruz, Oaxaca, Guerrero, Chiapas y Puebla.

El proceso de fabricación de Nescafé, genera residuos orgánicos, llamado bagazo de café, que era retirado en camiones y utilizado posteriormente con fines agrícolas. Para reducir el uso de combustibles fósiles, se buscó la forma de hacer que estos desechos pudieran ser utilizados en el mismo sitio.

De desecho a combustible

 

La biomasa es una fuente de energía renovable, con un factor calorífico que se aprovecha a través de su incineración. El proceso de producción del Nescafé, demanda vapor y energía térmica producida por una caldera alimentada por gas natural. La construcción de una caldera alimentada por el bagazo del café para generar calor fue la respuesta del equipo técnico al reto que tenían para reducir el consumo de combustibles fósiles.

 

El calor producido genera parte de los requerimientos de vapor del complejo Toluca, y redujo la demanda de gas en un 30%, mitigando de esta forma la emisión de más de 23,000 toneladas de CO2 equivalente cada año.

Este proyecto nos ha brindado una maravillosa oportunidad de reducir nuestros residuos, y ha reducido drásticamente nuestra huella ambiental Saúl Rodríguez, Director de Ingeniería para Nestlé México

Invertir 350 millones es un esfuerzo económico importante. El ahorro en costos que genera lo convierte en un sistema económicamente viable y ambientalmente responsable.

 

Comportamiento humano

 

Para Paulo Cendejas, Gerente de la fábrica de Nescafé más grande del mundo, uno de los beneficios no contemplados del proyecto es el impacto que ha tenido en los trabajadores.

 

“Ha sido un catalizador para ayudar a todos los empleados de la planta a entender más sobre la reducción de nuestro impacto en el medioambiente.