Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Reading Time:
3
Minute(S)
La batalla para hacer que los niños coman verduras es muy conocida por muchos padres. Un desafío similar puede ser la sola idea de cultivar sus propias verduras.

Cultivar sus propias verduras puede parecer todo un reto para alguien que nunca lo ha intentado, pero es una excelente forma de hacer que tus hijos se entusiasmen por comer verduras, pues excavar, plantar y regar son excelentes actividades prácticas. Y los niños pueden obtener la misma satisfacción y orgullo que los adultos al comer algo cultivado en casa.

Así que aquí te damos algunos consejos para plantar verduras en casa (pdf, 2 Mb), que Nestlé ha desarrollado como parte de su misión de ayudar a 50 millones de niños a llevar vidas más saludables para 2030.

¡Manos a la obra!

Cualquier persona puede cultivar verduras, incluso si vive en un departamento en el centro de la ciudad. Las hierbas y las verduras pequeñas, como rábanos o espinacas, se pueden cultivar en una pequeña jardinera.

   

Si tienen espacio al aire libre, no necesitan un huerto exclusivo. Pueden hacer una jardinera al unir varios paneles de madera y llenarla con tierra rica en nutrimentos.

Muchas ciudades tienen jardines compartidos en donde las personas simplemente toman una parcela para cultivar lo que deseen. No solo es una excelente oportunidad para aprender jardinería, sino también es una buena ocasión para compartir consejos con vecinos y amigos, por lo que representa un verdadero esfuerzo por la comunidad.

En lechos

Una vez que encuentren su espacio, es momento de empezar a plantar. La mayoría de los paquetes de semillas indican el momento ideal para plantarlas y la mejor profundidad para hacerlo. Es posible que los cultivos más grandes, como los poros, las papas y las zanahorias, se den mejor en lechos de verduras, pero las verduras más pequeñas y las plantas para ensaladas se dan bien en jardineras o macetas, las cuales también se pueden colocar en diversos lugares para obtener la mayor cantidad de sol.

 

Regar las plantas es una buena actividad para los niños, y debe hacerse durante las horas más frescas del día para aprovechar al máximo los beneficios del agua que usa. Dependiendo de la edad de los niños, pueden incluso convertir esta actividad en una mini lección de ciencias para explicarles la evaporación y recalcar la importancia de ahorrar agua.

Las plántulas saludables y fuertes necesitan tierra húmeda sin maleza. Quite la maleza a mano en lugar de usar aerosoles químicos y quite las hojas secas para mantener saludables las plántulas.

Cómo proteger la tierra

Si es la primera vez que incursionan en el cultivo de verduras, puede que sea mejor empezar con algunas lechugas en una maceta o una planta de tomate en el alféizar de una ventana. Pero a medida que se haga más ambicioso, también tendrán que pensar en la combinación de cultivos y cómo proteger los nutrimentos de la tierra.

 

Los restos de comida pueden transformarse en composta en lugar de que los recolecten. Las bolsas de té, las cáscaras de verduras, las cáscaras de plátanos y los cascarones de huevo tienen nutrimentos clave para la tierra. Y tampoco es necesario gastar dinero en fertilizantes de supermercado.

Para cada jardinera o área de cultivo, es mejor plantar un cultivo diferente cada año. Así que, si plantaron tubérculos en un lugar en específico durante un año, al siguiente año cultiven plantas frondosas. Esta ‟rotación de cultivos” es fundamental para una buena práctica agrícola, sin importar el tamaño de la parcela.

Prioridades saludables

Los alimentos y su impacto en nuestra salud probablemente serán uno de los grandes desafíos del siglo XXI.

 
En 2016, 41 millones de niños en edad preescolar tenían sobrepeso, así que enseñar a los niños a llevar una dieta saludable es indispensable para atacar la epidemia mundial de obesidad. También, apoya el Objetivo de Desarrollo Sustentable (ODS) número 3 de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que busca garantizar vidas saludables y promover el bienestar para todas las personas de todas las edades. Nestlé está entre las compañías mundiales que se han comprometido a apoyar los Objetivos de Desarrollo Sustentable (ODS) al ayudar a que los niños coman mejor y hagan más ejercicio. Plantar verduras es solo una forma sencilla, pero divertida de empezar a criar niños más saludables.