Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Reading Time:
2
Minute(S)
Las investigaciones muestran que cocinar con los hijos tiene muchos beneficios. Aquí te damos algunas ideas para hacerlo:

1. Comida creativa

Ponte creativo a la hora de la comida y haz que comer saludable sea divertido para tus hijos.

Si presentas la comida con la forma de una imagen o un patrón sencillo, o si decoras el borde del plato puedes hacerla más atractiva y estimulante para los niños. Los animales y las caras siempre son divertidos, ¡el brócoli y la coliflor son excelentes para simular árboles! O, también, ¿por qué no dejas que los niños corten pimientos y pepinos con moldes para cortar galletas en forma de corazones, estrellas y diamantes? 

2. Haz que tus hijos participen

 

Los niños tienden a comer más comida saludable cuando ayudan a prepararla. De hecho, las investigaciones muestran que esto tiene muchos beneficios.

Hay muchas tareas en las que los niños pueden ayudar. Lavar, rallar o triturar son actividades divertidas para ellos.  

3. Planeen juntos las comidas

Planear las comidas con tus hijos es dedicarles tiempo de calidad. Les enseña la importancia de llevar una dieta equilibrada – por ejemplo, que incluya muchos cereales integrales, fibra y verduras – despertará su interés por la comida ¡y los animará a ayudarte a emplear toda su creatividad en la cocina!

4. Crea vínculos horneando

La cocina es un excelente lugar para pasar más tiempo con tus hijos y no se necesita equipo sofisticado ni costosas membresías.
Hornear galletas con los niños puede transformar una tarde común y corriente en un evento extraordinario.

Compartir tiempo juntos mientras crean deliciosas y nutritivas golosinas sin duda crea recuerdos que durarán toda la vida. 

5. Construye habilidades para la vida 

Cocinar con tus hijos puede ser una excelente oportunidad para enseñarles importantes habilidades para la vida.

Puedes hablarles sobre matemáticas y fracciones mientras mide ingredientes o al cortar rebanadas de pizza. O ayudarles a entender mejor cuestiones sobre higiene y la seguridad de los alimentos mientras se lavan las manos y preparan el espacio de trabajo. Puedes platicarles sobre comer de forma saludable mientras prepara y monta la comida. 

6. Alienta su imaginación

 

Alienta la imaginación de tus hijos en la cocina. Dales toda la libertad para decorar sus galletas o rétalos a crear una ensalada arcoíris o animales de verduras.

Puedes dejar que tus hijos cocinen con amigos y convertirlo en un concurso para ver quién crea el mejor diseño. Solo recuerda que en este juego ¡todos son ganadores porque todos disfrutarán un delicioso premio! 

7. No te estreses por el desorden

Trata de no preocuparte por el desorden que los niños harán mientras se divierten en la cocina. Déjalos ser creativos. También pueden formar un equipo de limpieza cuando terminen.