Sumamos esfuerzos para combatir el cambio climático


¿Qué medidas toman para combatir el cambio climático?


El cambio climático es una de las principales problemáticas ambientales que enfrenta el mundo hoy. El aumento de la temperatura en el planeta ha tenido un crecimiento considerable en los últimos 20 años, lo cual trae graves consecuencias a la conservación de los ecosistemas y la composición de territorios, mares, flora y fauna como hoy los conocemos; así como un importante impacto en la producción de alimentos necesarios para el consumo humano y el desarrollo de nuestro negocio. la principal causa del calentamiento global es la emisión de gases de efecto invernadero (GEI), que son los gases generados por la actividad humana y la deforestación. la capacidad para producir y distribuir alimentos y bebidas se verá afectada por los fenómenos extremos del clima, es por eso que el cambio climático es un tema material para nosotros y por qué damos una respuesta integrada a lo largo de nuestra operación y cadena de valor. Es por ello que, comprometidos con el medioambiente, llevamos a cabo las acciones que nos permiten liderar la adopción de fuentes de energía renovable y mitigar el impacto de nuestro negocio en el clima.

La producción lechera es conocida por su impacto al cambio climático, por ello y como parte de la estrategia de nuestro Compromiso lácteo ofrecemos asistencia técnica y financiamiento al productor para que adopte medidas de mitigación, tanto en el manejo de estiércol con lombricomposta en los pequeños ranchos, como en la incorporación de biodigestores que contienen estos gases, aprovechando esta energía para la producción de energía eléctrica que se requiere en la propia producción lechera.

Por otra parte, a nivel de rancho, promovemos la adopción de la energía fotovoltaica como fuente energética y de mitigación de impacto ambiental, a través de la instalación de paneles solares en ranchos dedicados a la producción de leche.

En nuestras propias operaciones, hemos diversificado las fuentes de energía, entre las cuales contamos con energía eléctrica de origen eólico y fotovoltaico; y energía térmica de origen solar o por biomasa. En su conjunto, las energías renovables representan más del 22% de nuestra demanda total de energía.

Tan solo en el año 2015, pusimos en marcha un total de más de 800 paneles solares, tanto para generación de energía eléctrica, como térmica.

Como país, México tiene en su Plan Nacional de Desarrollo, y como parte del programa especial de cambio climático 2014-2018, la meta de que el 35% de la energía eléctrica se genere a través de fuentes renovables; hoy, podemos decir con agradecimiento y satisfacción tras todos los grandes esfuerzos, que desde el año 2013 el consumo de energía eléctrica renovable de Nestlé está por arriba del 77%.

Esta y otras medidas, nos han permitido alcanzar en Nestlé en México una reducción de emisiones en toneladas de CO2 por tonelada producida, por arriba del 60% vs. 2005, superando nuestra meta global del 35%. En valor absoluto es el equivalente a sacar de circulación a más de 46 mil autos.

Con estos logros, ponemos a disposición de nuestros consumidores un portafolio de productos que se distingue no sólo por su superioridad nutrimental, sino también por su desempeño ambiental.