El agua como derecho humano


¿Cuál es la postura de Nestlé sobre el agua como derecho humano?


En Nestlé reconocemos el derecho humano al acceso al agua y al saneamiento, y entendemos el papel crucial que tiene el agua en nuestra cadena de valor: nuestros empleados, proveedores y consumidores necesitan acceso al agua potable. Estamos comprometidos con desarrollar nuestro negocio de una manera que facilite la administración efectiva del agua, especialmente en las cuencas de las cuales nos abastecemos y en donde operamos, hacer un uso eficiente de la misma, y no comprometer el derecho de acceso al agua de las comunidades en donde nos encontramos.

Es por ello que hemos hecho una serie de compromisos para la gestión sostenible del agua:

  • Nos comprometemos activamente en el posicionamiento del tema del agua en las prioridades en la agenda pública. En México somos miembros participantes del Consejo Consultivo del Agua, asociación civil independiente, que reúne a expertos de todos los sectores y los grandes usuarios del agua en México, preocupados por la gestión efectiva del recurso hídrico, en el cual se analiza y evalúa la problemática en el país, y se proponen estrategias y generación de políticas para resolverla. Nuestra participación en esta asociación nos ayuda a la difusión de la cultura del agua, la promoción de políticas públicas y la gestión eficaz del agua con la visión y necesidades de los diferentes sectores de la población: civil, académico, iniciativa privada y gobierno.

  • Las aguas residuales de nuestras fábricas son tratadas a través de plantas de tratamiento de aguas residuales (PTAR), con la finalidad de dar cumplimiento tanto a los requerimientos legales ambientales como a los estándares establecidos por Nestlé. En cuatro de nuestras fábricas reutilizamos este recurso para el riego de áreas verdes. los nuevos requerimientos de Nestlé sobre la calidad del agua y la gestión de aguas residuales a los que hace referencia este compromiso, nos llevan a exceder nuestro cumplimiento respecto de las normas nacionales, para satisfacer las exigencias de la regulación a nivel internacional, establecidos por el Banco Mundial y con ello elevar la calidad del agua de descarga que generamos, contribuyendo a la mejora del medio ambiente.

  • A través de nuestra estrategia de abastecimiento responsable, nos comprometemos a colaborar con los proveedores, ayudándolos a evaluar su desempeño ambiental en sus operaciones. Promovemos una agricultura más sustentable y el abastecimiento responsable de productos perecederos en nuestra cadena de valor, a través de un número de iniciativas relacionadas con la trazabilidad de nuestras compras y el desempeño económico, social y ambiental. Para identificar y acompañar este proceso de mejoras, contamos con RISE – “Response Inducing Sustainability Evaluation” como una herramienta para medir el grado de sustentabilidad en la producción agrícola de grandes y pequeños productores y de ella se derivan acciones para un uso más eficiente de los recursos de producción lechera.

  • Hemos llevado a cabo revisiones bajo la metodología Wash Pledge del World Business Council for Sustainable Development de todas nuestras instalaciones, propias o de terceros, desde donde los colaboradores de Nestlé realizan sus tareas diarias. Aseguramos el pleno acceso al agua potable, servicios sanitarios y los más altos estándares de salud, seguridad e higiene. El 100% de nuestras instalaciones propias, garantizan estas condiciones, y en las instalaciones de terceros se cumple el estándar en un 94%. Contamos con un claro diagnóstico y planes de acción para alcanzar su pleno cumplimiento.