Historia del café

Back to Press releases
México D.F.,

¿Sabías que?

El café se descubrió en el año 300, pero hasta el siglo XV fue cuando se empezó a tostar y tomar como infusión

Según los historiadores, el café se descubrió en el año 300 en la provincia de Kaffa en Abisinia hoy Etiopia situada al Este de África. Inicialmente se masticaban las hojas o se hervían junto con los frutos, de ahí, se elaboraba vino con la pulpa fermentada y la cascarilla seca.

Se cree que alrededor del año 575 el café se introdujo a Yemen, en donde hubo el primer cultivo sistemático situado en las montañas y posteriormente llegó a Arabia y Egipto.

El primer registro escrito del uso del café, data del siglo X de un famoso médico árabe de nombre Rhazes en donde se menciona al café como estimulante y medicinal, pero fue hasta el siglo XV cuando los granos de café (o “kahweh”) empezaron a tostarse y a prepararse como infusión.

En 1714 el alcalde de Ámsterdam regaló un árbol joven de café al rey Luis XIV quién lo mandó plantar en el Jardín Botánico de Paris. En 1723 el Francés Gabriel Mathieu de Clieu, trasladó una planta de café a la Isla de Martinica en el Caribe y para 1777 había cerca de 18 millones de árboles de café en la isla.

En México, es probable que se haya introducido por Cuba en 1790. Las primeras plantaciones fueron establecidas en Córdoba, Veracruz en 1817, extendiéndose su cultivo por el litoral del Golfo de México y desde entonces se ha creado una cultura de esta bebida que se ha visto tiene grandes beneficios en el organismo.