Grupo Nestlé México implementa métricas de sustentabilidad para el desarrollo rural en México.

Back to Press releases
México,
news2012_ruraldevelopment.jpg
  • Grupo Nestlé México refuerza su compromiso con los ganaderos mexicanos, mediante las recomendaciones de la herramienta RISE, en materia de sustentabilidad.
  • Como resultado de RISE, al cierre de 2012, 60% de los proveedores de leche de Nestlé México estarán aplicando prácticas sustentables.

En línea con su filosofía de Creación de Valor Compartido, Grupo Nestlé México se consolida comola única compañía de alimentos en el país que implementa la herramienta RISE (Evaluación de la Sustentabilidad para Inducir Cambios a Nivel de Rancho),en sus granjas y ranchos proveedores de leche fresca. Esta métrica tiene el objetivo de apoyar a los ganaderosa definir las medidas necesarias para lograr la sustentabilidad,lo que contribuye a la permanencia del negocio a largo plazo.

RISE es una estrategia desarrollada por el Colegio Suizo de Agricultura de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Berna, Suiza, para medir el grado de sustentabilidad en la granja o rancho donde se aplica, con base en diez indicadores que abarcan los tres aspectos fundamentales para lograr la sostenibilidad de la producción agrícola y pecuaria: ecológicos, económicos y sociales.

En Nestlé, la sustentabilidad es parte fundamental en toda la cadena de valor, incluyendo la producción de leche fresca. Por ello, en colaboración con la Universidad de Berna,esta herramienta ha sido aplicada desde 2009 en las granjas y ranchos proveedores de México, para identificar las fortalezas y debilidades, con el propósito de definir las medidas conducentes a corregir los indicadores menos sustentables. En Latinoamérica, esta métrica también la implementa Nestlé en países como Brasil, Chile, Venezuela y Panamá.

Héctor Enrigue, Subdirector Agropecuario de Grupo Nestlé México comentó que, “Como parte de la Creación de Valor Compartido que Grupo Nestlé busca promover en toda su cadena de valor, nos enorgullece decir que para finales de 2012, 60% de los proveedores de leche de Nestlé México estarán aplicando las recomendaciones de RISE.”

Mediante RISE, Nestlé busca generar un efecto multiplicador para que las zonas aledañas a las granjas y ranchos que han sido evaluados puedan replicar las recomendaciones enfocadas en contribuir a la sustentabilidad en materia de energía, agua, suelo y biodiversidad, cultivos y protección vegetal, basura y residuos, manejo de ganado, seguridad social, economía, entre otros.

La implementación de biodigestores en granjas y ranchos es el resultado de una evaluación RISE, donde se identificó que era necesario reducir la emisión de gases efecto invernadero originados por el ganado, y solventar la problemática energética-ambiental para impactar positivamente al medio ambiente.Los biodigestores son una valiosa alternativa para el campo ya que posibilitan el manejo de estiércol animal para convertirlo en abono orgánico, reusando el agua como riego al campo, e incluso, producir gas metano que puede ayudar a generar energía eléctrica, misma que puede ser utilizada en los predios o ranchos que tienen ganado.

Nestlé tiene por objetivo fomentar la instalación del mayor número de biodigestores en el trópico para evitar la contaminación atmosférica, mediante la disminución de emisiones de gas metano a la capa de ozono. La implementación de recomendaciones de RISE, como los biodigestorespermiten: ahorrar en gastos de fertilización,reutilizar el agua, rescatar nutrientes como el fósforo y el nitrógeno, además de generar ahorros del 40 al 50% de la energíaeléctrica que consume un establo al utilizar como combustible el gas metano.

Con la aplicación de la herramienta RISE, Grupo Nestlé México refuerza su compromiso con el desarrollo rural, mediante el fortalecimiento de una relación de ganar-ganar con las granjas y ranchos que colaboran con la empresa como proveedores. Como parte de su filosofía de Creación de Valor Compartido, la empresa continuará implementando actividades sustentables que contribuyan al cuidado del ecosistema y generen beneficios sociales y económicos para los productores primarios mexicanos.