Gana joven mexicano el Premio Joven Emprendedor del Año, convocado por EY y Nestlé

Participaron casi 800 emprendedores, seleccionando a diez finalistas entre los que se eligió a un hombre y a una mujer como los ganadores para 2018. El premio consiste en un fondo de US$ 16.000 por parte de Nestlé y 50 horas de consultoría pro-bono con expertos de EY.

To Press Releases listCiudad de México,jun 19, 2018

 

José Luis Ortiz, joven emprendedor mexicano fue seleccionado como ganador del premio“Joven Emprendedor del Año EY y Nestlé 2018” con su proyecto Cplantae: empresa social dedicada al desarrollo de ecotecnologías para el saneamiento del agua, la restauración de cuerpos acuáticos y el aprovechamiento de fuentes sustentables de agua con proyectos instalados en comunidades, áreas naturales protegidas y zonas urbanas. José Luis es estudiante de Ciencias Ambientales de la U. Iberoamericana de la Ciudad de México y ha desarrollado en tres años 20 plantas de tratamiento, sanitizando 50 mil litros de agua diariamente. 

En mayo de este año EY y Nestlé, unieron fuerzas para promover un mundo laboral con mayores oportunidades lanzando el Premio Joven Emprendedor del Año, a fin de reconocer a dos jóvenes (una mujer y un hombre) menores de 30 años originarios de alguno de los cuatro países de la Alianza del Pacífico (Chile, Colombia, México y Perú) que hubieran desarrollado empresas viables e innovadoras, enfocadas en responder a los retos económicos y sociales, y generar valor y oportunidades de empleo para sus comunidades. 

Estamos muy orgullosos de que uno de los dos ganadores del premio ´Joven Emprendedor del Año EY y Nestlé 2018´, sea mexicano, pues ésto demuestra que en este país somos capaces de transformar una buena idea en un proyecto que beneficie a la sociedad. Todos los emprendedores participantes han demostrado su visión, talento y perseverancia y agradecemos la buena respuesta de los jóvenes, pues hemos recibido más de 800 postulaciones

Fausto Costa, presidente Ejecutivo de Nestlé México

En el premio también fue seleccionada como ganadora Daniela Carvajalino, emprendedora colombiana y cofundadora de la empresa The Biz Nation, una plataforma de educación en línea en temas como emprendimiento, tecnología y educación financiera que busca generar ingresos a través de la venta de cursos prácticos, para financiar el acceso a la plataforma de usuarios provenientes de comunidades vulnerables y víctimas del conflicto armado colombiano. Daniela es, además, activista por la educación, emprendimiento, empoderamiento de la juventud y tecnología.

El premio otorgado a cada emprendedor consiste en un fondo de 15.000 francos suizos (US$ 16.000) por parte de Nestlé para seguir impulsando el desarrollo de su negocio, así como 50 horas de consultoría pro-bono con expertos en cualquiera de los servicios de EY (auditoría, impuestos, servicios legales, consultoría de negocios o tecnología). 

Los ganadores serán reconocidos formalmente durante el III Encuentro de Jóvenes de la Alianza del Pacífico que se realizará en Cali, Colombia, entre los días jueves 28 y viernes 29 de junio de 2018. La elección de los dos ganadores se efectuó tras una selección de diez finalistas, los cuales destacan e impactan principalmente en términos de tecnología, innovación y mejoras en la educación. 

Entre los 10 finalistas destacan también otros dos proyectos mexicanos que se detallan a continuación: 

Chía Mía de Fernanda Guerrero (www.chiamia.com.mx) joven emprendedora licenciada en Negocios Internacionales. Cofounder & CEO en Chia Mia y Pavan. Produce y comercializa bebidas y alimentos funcionales, gourmet, de la más alta calidad y 100% mexicanos. Busca transformar el país empezando con los hábitos de consumo, dando una opción de productos saludables, naturales, sin azúcar, ni conservadores.

XiliNat de Javier Larragoiti (www.xilinat.com.mx) ingeniero químico de la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México y M.C. Ingeniería Bioquímica en University College, Londres. Transforma los residuos agrícolas en xilitol, sustituto natural del azúcar benéfico para la salud, que incluso ya está importando a China. Mejora la economía de campesinos al comprar sus residuos, aprovecha los residuos como materias primas y genera empleos en su región.