¿Cómo comemos los mexicanos? Estudio NESTLÉ® de nutrición

Back to Press releases
México D.F.,
  • Nestlé invirtió más de 1 millón de dólares para conocer el estado de nutrición de la población mexicana
  • Primeros hallazgos: 2 de cada 10 niños en edad escolar no desayunan

Empresa líder mundial en Nutrición, Salud y Bienestar, invirtió más de 1 millón de dólares en el trabajo de investigación ¿Cómo comemos los mexicanos? Estudio Nestlé de Nutrición 2013. Con el apoyo del Instituto Nacional de la Salud Pública (INSP), para el levantamiento de más de 4,000 entrevistas y de la Fundación Mexicana para la Salud (FUNSALUD), para el análisis e interpretación de los resultados, esta investigación se convierte en el estudio observacional y descriptivo más profundo que se haya realizado en su tipo en el país.

“Estamos seguros de que los hallazgos de la investigación ¿Cómo comemos los mexicanos? Estudio Nestlé de Nutrición 2013, permitirán obtener información precisa para la toma de decisiones en políticas públicas de salud, desarrollar productos con mejores perfiles nutrimentales para los mexicanos y documentar factores de riesgo relacionados a sobrepeso, obesidad y desnutrición”, aseguró Marcelo Melchior, presidente ejecutivo de Nestlé México, quien añadió que este trabajo significará un aporte a la comunidad científica de material de investigación subsecuente para los próximos años.

La realización de la investigación ¿Cómo comemos los mexicanos? Estudio Nestlé de Nutrición 2013 tomó más de dos años, puesto que se trata de un estudio transversal con representatividad nacional, que incluye a todos los grupos de edad, niveles socioeconómicos y regiones del país.

¿Cómo comemos los mexicanos? Estudio Nestlé de Nutrición 2013 es el primer estudio en su tipo en Latinoamérica por la precisión de su metodología. El número de días sugerido como mínimo para determinar la ingestión habitual de diferentes componentes en la dieta se encuentra entre 3 y 10 días. Esta investigación es la única que ha utilizado el recordatorio de 24 horas con tres réplicas, en días no consecutivos entre semana y fin de semana. El contar con tres mediciones por sujeto, en diferentes días de la semana, permite observar la variabilidad de consumo de manera más certera.

Este estudio dará una gran visibilidad sobre variables:

  • Sociodemográficas: información por niveles socioculturales, económicos y por regiones de todo el país
  • Dietéticas: ingesta diaria de alimentos, los tiempos de comida, la frecuencia, la actividad durante la comida y el origen, entre otros hábitos alimenticios
  • De evaluación nutricional: mediciones antropométricas como peso, talla, índice de masa corporal y edad
  • Actividad física: hábitos de actividad física y sedentarismo por grupos, regiones y edades
  • Conocimientos de nutrición: qué sabe la gente sobre nutrición, grupos de alimentos y enfermedades relacionadas
  • Percepción sobre alimentación: ¿qué tan importante es la alimentación y los hábitos de vida saludable para la población?


Los patrones de estudio se enfocaron en:

  1. Lactancia y alimentación complementaria
  2. Tendencias en omisión de desayuno
  3. Frecuencia en el número de tiempos de comida
  4. Consumo de leguminosas y cereales integrales
  5. Consumo de frutas y verduras


Entre los primeros hallazgos arrojados por el estudio se encuentran que 2 de cada 10 niños en México – es decir, el 20 por ciento – omiten el desayuno, estando la mayoría de ellos en la zona norte y occidente del país. El sur del país es la región donde la frecuencia de desayunar es mayor. En norte y occidente se observa menor consumo del desayuno. Los preescolares del centro de México consumen desayuno en menos ocasiones que los preescolares de las otras tres regiones.

¿Cómo comemos los mexicanos? Estudio Nestlé de Nutrición 2013 revela que una minoría de la población encuestada consumió frutas y verduras los tres días. El porcentaje más alto (17%) se encontró en preescolares, que consumieron frutas y verduras uno de tres días y 5% consumieron frutas y verduras al menos 2 de los 3 días. El porcentaje más bajo (96% no consumió diario frutas y verduras) lo obtuvieron adolescentes.

El estudio documentó la baja prevalencia de la lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida. En los estratos socioeconómicos bajos, la lactancia materna es mayor, sin embargo se observa una tendencia a introducir alimentos de manera incorrecta y en mayor cantidad a edades más tempranas en comparación con los otros estratos, además de que el inicio de la alimentación complementaria se da antes de la edad recomendada.

Nestlé editará un libro con los principales hallazgos de la investigación y será distribuido en 2014 entre las instituciones de salud y nutrición en el país.